viernes, 5 de diciembre de 2014

Descripción subjetiva del paisaje. La Sierra de Gibalto.

La  sierra  de  Gibalto  está  en  su  mejor  momento  por  su  numerosa  vegetación,  en  ella  se  respira  un  aire  fresco  y  limpio. El  cielo  azulado, el  pico  alargado  repleto  de  luz  y escasa  vegetación  está reluciente  de  luminosidad, a  su  izquierda  la  frondosa  sierra. Ha  llovido  mucho, aunque hay una  escasa  vegetación  arbórea,  en  su  parte  alta  los matojos  y  las  hierbas  crecen  sin  piedad dejando  un  aire  limpio  y  húmedo. En  la  parte  baja  la abundancia  de  encinas  y  matojos  deja  sin  luz  al  suelo  y  crea  un  ambiente  oscuro  y  húmedo, en  él los  animales  juegan. En  la  falda  de  la  sierra  los  agricultores  han  creado  terrenos  en  los  que  trabajan,  a  la    izquierda  el  sembrado  impacta  por  su  colorido  verde que deja una sensación de bienestar, los pájaros  revolotean  y   alegran con su canto, de  vez  en  cuando  picotean  el sembrado  y  se  comen  algunas  semillas. A  la  derecha  el olivar  se  extiende  más  allá  de  la  colina.


Texto y fotografía: José Luis García Ramírez.
3º B. IES Luis Barahona de Soto de Archidona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario