miércoles, 10 de junio de 2015

La chapa del Trapujale

Uno de los muchos detalles que tuvieron con nosotros, los archidoneses, en nuestra visita a Lezo, fue que nos regalaron una chapa con una imagen que al principio no entendimos bien. Se trataba del Trapujale.


El  Trapujale  se celebra exclusivamente en Lezo. La comisión de Cultura de la localidad, hace años, se reunió con el deseo de celebrar unos carnavales propios, únicos, al igual que se hacía en Lanz o en Ituren y Zubieta. La leyenda de Trapujale fue creada por Mikel Susperregi y Lander Zurutuza, reflejada en un cómic que todavía hoy permanece archivado en la biblioteca municipal.
Cuenta la historia de Mari Nazkane, una bruja que tiene unos secuaces (zirikus) que se comen a las ovejas de Jaizkibel, y echan la culpa a Trapujale. Por ello, todos los años los dantzaris bajan a Trapujale del monte, un personaje con cintas de colores colgando. Trapujale permanece en la plaza del Santo Cristo de Lezo durante todas las fiestas, cada día de un color: jueves blanco (ostegun-zuri), viernes amarillo (ostiral-hori), sábado rojo (larunbat-gorri), domingo morado (igande-ubel), lunes gris (astelehen-arre) y martes negro (astearte-beltz). El último día, el Martes de Carnaval, se hace un juicio público a Trapujale en el que sale culpable. Entonces se le concede un último viaje por el pueblo y, tras regresar a la plaza, se le corta la cabeza y con ella se ofrece una afari-merienda para los lezoarras.

Origen del nombre.
Si curiosa es la historia, más curioso es si cabe el origen del nombre de esta fiesta. Sus creadores decidieron atribuirle este nombre porque habían oído contar a familiares y amigos ya mayores (de 80 y 90 años) que hace mucho tiempo, en la que Lezo vivió épocas de hambruna, se llamaba trapujales (cometrapos) a sus habitantes, porque se alimentaban de lo que podían.


2 comentarios:

  1. Hola a todos:

    Me gustaría aclarar alguna cosa de las que se dicen en ese blog y que no son del todo verdad.
    La idea de realizar unos carnavales "rurales" fue del grupo de tiempo libre Ekaitz de Lezo. Este grupo se reunía con chicos y chicas de 12 a 15 años. En esa época en Lezo no se celebraban los carnavales. Estos se limitaban a un desfile que celebraba dicho grupo de tiempo libre con temas que se trabajaban con los chavales. Trapujale salió a la calle en 1987. Ni siquiera tenia nombre; era un muñeco echo para la ocasión. Viendo que en los pueblos de alrededor existían carnavales tipo Rio de Janeiro y pensando que el pueblo necesitaba un poco de salsa se pensó en un carnaval autóctono. Todo empezó con el comentario de uno de los monitores que dijo que sus tíos nos llamaban trapujales a los de Lezo. De ahí surgió la historia que fue presentada en la comisión de cultura. El grupo de baile ideo los mismos y la escuela de música compuso las canciones que acompañan a Trapujale. En el año 1990 Mikel Susperregi y Lander Zurutuza plasmaron en un comic la historia, pero no fueron ellos los que idearon la historia(si bien es cierto que Mikel era monitor en Ekaitz).
    Aunque mucha gente no lo sabe, el tema de los colores también tiene su porque.Según avanza el carnaval los colores son mas vivos (el sábado era el día mas fuerte del carnaval) De ahí los colores van oscureciendo hasta el negro, el color del luto.
    Espero que esto sirva para aclarar las dudas que tengáis. Cualquier duda solo tenéis que plantearlas.
    Por cierto, Trapujale bajará de Jaizkibel el próximo 4 de Febrero, llueva, nieve o lo que sea; siempre ha estado en carnavales entre nosotros.

    ResponderEliminar